Mapeo de las industrias culturales y creativas en el arco sur del Mediterráneo

MAPEO DE LAS INDUSTRIAS CULTURALES Y
CREATIVAS EN EL ARCO SUR DEL MEDITERRÁNEO

CLIENTE

UNIDO

TIPOLOGÍA

Estrategia de competitividad futura

SECTOR

Industrias culturales y creativas

AÑO DE EJECUCIÓN

2014

RECORTES DE PRENSA

“Las Industrias Culturales como ventaja competitiva para el crecimiento territorial”

DESCRIPCIÓN DEL CASO

El punto de partida: la creatividad como eje de desarrollo

Empieza a ser de conocimiento general el gran potencial de las Industrias Culturales y Creativas (ICC) y el cuantioso aporte que pueden hacer no solo a nivel social y cultural sino también económico. Adicionalmente, y en comparación con varias otras industrias, las ICC cuentan con una fuerza singular: sus recursos, la creatividad y la tradición, son ilimitados.

Asimismo, es también sobradamente conocida la existencia de un patrimonio histórico particularmente rico, tanto tangible como intangible, en diversos países del sur del mediterráneo. Con el doble propósito de preservar tal patrimonio pero también aprovecharlo, la agencia de las Naciones Unidas UNIDO, en colaboración con la Unión Europea, inició en el 2014 un programa de desarrollo de las CCI a escala regional. Cluster Development fue, desde el principio, el equipo técnico a cargo del trabajo.

El proyecto: aplicando la metodología cluster a las industrias culturales y creativas

Siete fueron los países que participaron en el programa: Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Palestina, Líbano y Jordania.

De cara a proceder a la identificación de las habilidades existentes se optó por utilizar la herramienta cluster. En efecto, los clusters (concentraciones productivas derivadas de especificidades y particularidades únicas de cada territorio) resultaban una medida de análisis idónea respecto los objetivos principales del programa. A través de este enfoque se permitía tanto la identificación del patrimonio histórico propio a cada territorio, como su adopción como elemento distintivo y diferenciador en pos del desarrollo económico.

La situación de partida en los países participantes puso en evidencia grandes desafíos: desde el desconocimiento o la desvalorización de las habilidades existentes, hasta la continua pérdida de estas habilidades y conocimientos conforme las empresas y artesanos entraban en lógicas de subcontratación y de competencia de bajo coste. Se constataron también, entre otras cosas, un desajuste en términos de políticas de apoyo, y una dificultad por parte de las empresas en lo relativo a modernización y desarrollo de la propia empresa y acceso a capital.

LOS ÉXITOS VINCULADOS AL PROYECTO

El programa se estructuró en dos fases principales: una primera fase de mapeo de los territorios, y una segunda fase de desarrollo de los principales clusters identificados en cada país.

  • El mapeo permitió la identificación de un total de 144 clusters o concentraciones empresariales en el marco de las ICC: 47 en Egipto, 25 en Túnez, 21 en Marruecos, 17 en Argelia, 14 en Líbano, 11 en Jordania y 9 en Palestina.  Estas 144 concentraciones cumplían los 5 criterios estipulados por M. Porter para ser considerado un cluster, lo cual abría la puerta a poder trabajar individualmente con cada una de ellas en la mejora de la competitividad a través de iniciativas cluster.
  • Se procedió a una segmentación estratégica de las ICC, distinguiendo 4 segmentos principales. La mayoría de los clusters identificados se ubicaban en el segmento de las industrias de diseño (textil hogar, moda, joyería, mueble, decoración…).
  • Para cada una de los 144 clusters identificados se procedió a establecer una descripción individualizada de criterios tanto cuantitativos como cualitativos, como por ejemplo: numero total de empresas, numero de empleos agregados, facturación agregada (y peso en el PIB regional), nivel de exportaciones,  identificación de las fuentes de ventaja competitiva, capacidad productiva, condiciones de los factores, sostenibilidad medioambiental, impacto social y cultural, etc.
  • Fueron asimismo identificadas un elevadísimo numero de otras realidades económicas “no clusterizadas” de gran importancia en el campo de las CCI. Estas otras realidades no cumplían las 5 condiciones estipuladas para maximizar el éxito de una iniciativa cluster, por lo cual se recomendó continuar su desarrollo con otros enfoques.

El conocimiento aportado por el mapeo permitió no solo proceder a la selección de los clusters con más potencial para el desarrollo de la segunda fase del proyecto, sino que aportó valiosa información de interés general (disponible para posteriores iniciativas) y sobretodo la concienciación por parte de los territorios del enorme potencial existente con el que contaban en su activo.

En el 2015 el programa continuó con la selección de 2 iniciativas piloto en cada país, y el consecuente desarrollo de iniciativas de refuerzo de la competitividad en cada uno de estos clusters.